Ármense de paciencia

En el planeta Tierra debe haber pocas calles más estudiadas, analizadas y debatidas que la Rambla. De hecho, dudo de que existan muchas ciudades en el mundo que dediquen tanto dinero y tanto tiempo como Barcelona a preparar informes de proyectos que el afán revisionista de todo gobierno, su voluntad de corregir al que llegó antes y de dejar para la historia el propio sello, acaban relegando a los archivos y al baúl de las promesas incumplidas. La Rambla ha sido víctima de este mal tan barcelonés que lleva a sus autoridades a confundir la buena planificación con una inoperante pasividad. Cuatro años han pasado desde que el alcalde Trias pactó con el PSC el plan de usos, y dos y medio desde que una amplísima mayoría política (BComú, CiU, Cs, ERC y PSC) dio el okey al plan especial urbanístico de ordenación del paseo. Demasiado tiempo, sobre todo porque en la definición del futuro de la Rambla ya había un trabajo previo de años. Cuando hablemos de la Rambla más vale armarnos de una paciencia infinita. Ayer, nadie se atrevió a poner fecha a la finalización de las obras. Apenas algún apunte sobre la duración de los trabajos en cada una de las cinco fases/tramos en las que se ha dividido la operación. Hacen bien. ¿Quién garantiza que si se produce un cambio de gobierno tras las elecciones de mayo del 2019 –antes de que comiencen las obras– el nuevo Ayuntamiento no va a querer revisar el proyecto? ¿Seguro que nadie más va a tener la tentación de abrir otro proceso participativo que, como todos los procesos participativos, acabará –¡vaya, qué casualidad!–satisfaciendo los deseos de su promotor? Súmenle a esta posibilidad la certeza de que cualquier intervención en la Rambla, ya sea en superficie –despejando de obstáculos el paseo– o en su complicado subsuelo, entraña un alto grado de dificultad y convendrán conmigo que, con toda seguridad, antes veremos acabada la Sagrada Família que terminada la nueva Rambla.

Products You May Like

Articles You May Like

Factbox: What might a no-deal Brexit look like?
Golf: Molinari crowned Race to Dubai champion, Willett wins season finale
California taps war-zone DNA specialists after wildfire
Andalucía: hacia un leve reequilibrio entre izquierda y centroderecha
Polémica entorno a BTS por lucir simbología nazi

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *