Identifican 100 nuevas especies en el fondo del mar de Tasmania

El ritmo de identificación de nuevas especies animales y plantas sigue creciendo año tras año, lo que revela que todavía hay mucha biodiversidad desconocida. Con una profundidad media de cuatro kilómetros, el océano guarda muchos secretos que, a día de hoy, siguen quedando fuera del alcance de la especie humana, ya que es incapaz de ir tan lejos.

Ahora, expertos de la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation (CSIRO), la agencia nacional australiana para la ciencia, han descubierto un centenar de nuevas especies marinas en las aguas, hasta ahora inexploradas, que rodean la isla australiana de Tasmania. Se trata de especies que viven a grandes profundidades e incluyen corales, crustáceos y moluscos.









Fueron identificadas durante una campaña oceanográfica que duró cuatro semanas y durante la que los expertos del CSIRO peinaron un área de 200 kilómetros de longitud y 1.900 de profundidad incluida en los parques marinos de Huon y Tasman Fracture.

El recorrido efectuado por los científicos abarca una zona repleta de arrecifes de coral en buen estado. Esto es una muy buena noticia porque son uno de los ecosistemas con mayor riqueza ecológica del planeta y actúan como una especie de rompeolas gratuito que impide la destrucción de las costas cuando hay temporales.

En total, los expertos tomaron unas 60.000 instantáneas del fondo marino y registraron unas 300 horas de vídeo. Todo este material tardará varios meses en analizarse pero permitirá describir muchas especies de las que hasta ahora no se tenía constancia.

Entre los ejemplares más insólitos figuran algunos corales blandos y solitarios –lo normal es encontrarlos formando colonias- y esponjas de cristal, de color transparente, forma de tulipán y textura vítrea.









Asimismo, hay algunos crinoideos, que se conocen comúnmente como lirios de mar o estrellas con plumas debido al aspecto ramificado de sus brazos. Estos presentan colores realmente espectaculares.

Calamares bioluminiscentes y tiburones fantasma, una especie descubierta en el año 2002 a casi dos kilómetros de profundidad en el sur del Pacífico, completan el paisaje que pudieron observar los expertos. Un ecosistema frío y en el que reina la oscuridad, ya que el 99 % de la radiación solar se reparte en los primeros 100 metros de profundidad en el océano.

Cada año se describen unos 2.000 nuevos seres vivos en mares y océanos gracias a la exploración de zonas a las que hasta ahora los científicos no tenían acceso. De hecho, se estima que conocemos menos del 2 % del fondo de los océanos y que quedan todavía por descubrir entre 500.000 y dos millones de especies animales sólo en el mar.

















Products You May Like

Articles You May Like

Bahréin-España, el Mundial de Balonmano 2019 en directo
Coming to Canada ‘worth the risk,’ says Saudi teen refugee
May is leading a ‘zombie government’ – Corbyn
U.S.-backed Syrian force: Islamic State in its ‘final moments’
No. 2 House Democrat to seek delay in lifting of sanctions on Russian firms

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *