Sánchez afea al independentismo “vivir mejor en la confrontación que en las soluciones”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para marcar postura tras la escasa asistencia a la manifestación de los tres partidos de centro derecha de este domingo en el centro de Madrid contra su gestión de la cuestión catalana y para exigir elecciones generales. En una cadena de mensajes en Twitter, ha arremetido contra la derecha por no haber aceptado la moción de censura y ha reafirmado que no cederá ante la reclamación de la autodeterminación por parte del independentismo, al que ha acusado de “vivir mejor en la confrontación que en las soluciones”.

Sánchez ha reflexionado que, tras los últimos acontecimientos, se evidencia que “la política hace extraños compañeros de cama”, puesto que “el independentismo votará en contra de unos presupuestos sociales buenos para Catalunya”, y las derechas votarán “en contra de unos presupuestos sociales buenos para España”. De esta forma, el presidente ha querido hacer hincapié en la pinza que los socialistas vienen denunciando desde que ERC y PDECat anunciaron la presentación de sendas enmiendas a la totalidad de los presupuestos generales del Estado. El hecho de que a ambos partidos no les importe acabar votando lo mismo que PP y Cs en el congreso le hace reflexionar que “¿No será que viven mejor en la confrontación que en las soluciones?”.









El presidente inicia sus mensaje aclarando que “la independencia de Catalunya ni es constitucional ni la quiere la mayoría de catalanes” y que “la mayoría está con el autogobierno”. De hecho define esta opción como la de “la convivencia, el diálogo y la Constitución”, y recuerda que “lo he defendido siempre tanto en la oposición como ahora en el Gobierno”.

Y en el siguiente mensaje afea a PP y Cs que no hayan “entendido lo que supuso la moción de censura”, es decir, “la puesta en pie de una España moderada, cabal y progresista que quiere conquistar su futuro y no regresar al pasado”.










Pero además de Sánchez, cinco ministros se han expresado este lunes desde primera hora. La vicepresidenta Carmen Calvo, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el titular de Fomentos, José Luis Ábalos, el de Exteriores, Josep Borrell y la ministra portavoz, Isabel Celáa. Los cinco, de una u otra forma se han referido a la movilización para evidenciar que no cumplió los objetivos pretendidos y el más elocuente ha sido Ábalos, quien en TVE ha comentado que “hay partidos de fútbol con más gente que la concentración de PP y Cs”. Por último

El ministro de Fomento ha señalado que “lo más positivo” de lo que pudo ver de esta movilización ha sido “que la crispación no tuviera una afluencia tan importante” como pretendían los organizadores. Ha sido entonces cuando ha tirado de mofa para considerar que “hay partidos de fútbol que han conseguido más convocatoria”. Según Ábalos, “hay que juzgar las cosas por sus expectativas”, y en el caso de la manifestación de este domingo, “había muchas expectativas”.


“¿No será que viven mejor en la confrontación que en las soluciones?”


Pero el ministro ha hecho especial hincapié en la imagen de los líderes de PP, Ciudadanos y Vox, especialmente para el partido de Albert Rivera: “La foto es letal para Ciudadanos, letal para un partido que venía a regenerar la democracia y que empezó siendo socialdemócrata y después liberal”, ha asegurado.









En cuanto al motivo de la movilización, Ábalos ha defendido que en el seno del Gobierno “no hay cambio de actitud” con respecto al diálogo con el Govern: “Hay una respuesta firme a algo que el presidente del Gobierno ya anunció en el Congreso” y “un plante frente a pretensiones que no cesaban”. Pero el ministro no ha querido cerrar la puerta totalmente al diálogo con Catalunya, ahora bien, “dentro de los límites” constitucionales, porque “en democracia todo se resuelve mediante el diálogo”, ha alegado. De hecho, se ha mostrado partidario de retomar el diálogo porque en democracia “no hay otra fórmula” para resolver un conflicto.

Ábalos ha negado las quejas en el Gobierno por la actuación de la vicepresidenta, Carmen Calvo, en este asunto, y se ha mostrado crítico con las protestas de los barones socialistas y la vieja guardia que representan Felipe González o Alfonso Guerra. En este sentido, ha señalado que él siempre apoyó “a mis presidentes del Gobierno”, porque “es una condición básica, fundamental para un militante socialista”, ha aleccionado.


“La independencia de Catalunya ni es constitucional ni la quiere la mayoría de catalanes” y que “la mayoría está con el autogobierno, es decir, por la convivencia, el diálogo y la Constitución”










Respecto al miedo de los cargos socialistas a perder el poder local y autonómico el 26M, ha explicado que en cada territorio las circunstancias son distintas, ha negado que exista “desánimo”, aunque ha admitido que la irrupción de Vox “es cierto que puede suscitar inquietud en algunos, por los cambios políticos que pueda suponer en algunos territorios, no tanto por la pérdida de poder”.

Además de Ábalos, la propia vicepresidenta Calvo ha arremetido en RNE contra los partidos de derecha manifestados este domingo, porque “estamos delante de una derecha que tiene tres partidos pero es una, que todavía no acepta la Constitución”, ha lamentado. La dirigente considera la reacción de PP, Cs y Vox como una “involución” democrática con partidos que se apropian de España y sus símbolos, que “son de todos”.

Además de opinar que “hay asuntos que están traspasando una línea verdaderamente inquietante”, ha insistido en que “en Catalunya hay que seguir dialogando para que dentro de la Constitución haya un encaje de esa situación”. Según Calvo, “todo el mundo lo sabe, lo que ocurre es que el Gobierno no puede aceptar de ninguna de las maneras que el punto tiene que ser tiene que haber un derecho a romper un territorio. Eso es inaceptable”, ha zanjado.










“Hay partidos de fútbol que han conseguido más convocatoria”

Pero la vicepresidenta ha insistido en acusar a la derecha de mentir y no haber aceptado aún la Constitución. Ha destacado las “mentiras” en las que a su entender caía en el manifiesto leído desde Colón este domingo, porque el Gobierno “no ha aceptado nada”, aunque sí quiere mantener el diálogo para resolver la crisis de Catalunya dentro de la Constitución.

“No aceptan la moción de censura, es en lo que están. Ayer se denominaba al gobierno anticonstitucional, lo que es vulnerar la Constitución con solo decirlo”, ha insistido la vicepresidenta. Además, la petición que le hacían a Sánchez de convocar elecciones nada más vencer la moción de censura infringía la propia Constitución, ya que la convocatoria depende del poder ejecutivo y no del legislativo, ha argumentado.

También el ministro Marlaska ha intervenido en la Cadena Cope para criticar las “falsedades totales” del manifiesto leído en la protesta en la Plaza de Colón convocada por PP, Cs y Vox y no no descartar seguir negociando con los independentistas, eso sí, sin abordar la autodeterminación de Catalunya. El titular de Interior ha arremetido contra “una manifestación partidista” de los tres líderes de la derecha “que posaron juntos e hicieron manifestaciones y, al menos el PP, reconoció haber sufragado autobuses”, ha recordado.










“La foto es letal para Ciudadanos, letal para un partido que venía a regenerar la democracia y que empezó siendo socialdemócrata y después liberal”


Pero al dirigente, lo que más le ha molestado ha sido la lectura del manifiesto “con absolutas falsedades, falsedades totales”, una actitud que ha contrastado con la que mantuvo Sánchez con Rajoy a la hora de aplicar el 155 en Catalunya. Así, ha recordado que siendo líder de la oposición, Pedro Sánchez fue leal al Ejecutivo de Rajoy, por lo que “no creo que haya algo más grave que imputar a alguien ser desleal o traidor al ordenamiento jurídico”, ha arremetido.

El ministro no ha descartado la posibilidad de que se pueda retomar el diálogo, aunque “lo que sí descarto es que el Gobierno acepte el derecho de autodeterminación”, ha insistido. Por eso, Marlaska ha pedido confianza: “Confiemos, por favor”, ha reclamado sobre las posibilidades del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Por último, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha abierto un extenso hilo de mensajes en su cuenta de Twitter para valorar la movilización de este domingo y las reclamaciones de los tres partidos nacionales y del independentismo. El dirigente ha retado al líder del PP, Pablo Casado, a emprender una denuncia jurídica contra Sánchez por su “traición”.


“Estamos delante de una derecha que tiene tres partidos pero es una, que todavía no acepta la Constitución”


Borrell ha admitido que se puede discutir razonadamente sobre la utilidad, la conveniencia o las funciones de un “relator/coordinador” en las reuniones de los grupos políticos sobre Catalunya, pero ha recalcado que nada justifica que eso sea lo “más grave que ha pasado en España desde el golpe de Estado de 1981” ni acusar de “alta traición” al presidente del Gobierno. A su juicio, “son acusaciones muy graves, tipificadas en el Código Penal, que deben sostenerse con los instrumentos jurídicos que existen para ello”, ha avisado.

Por tanto, “si el sr. Casado está convencido de lo que dice, el artículo 102 de la Constitución le permite actuar con los diputados que tiene en el Congreso”, ha retado. Este precepto constitucional señala primero que “la responsabilidad criminal del presidente y los demás miembros del Gobierno será exigible, en su caso, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo”. Y en segundo lugar, que “si la acusación fuere por traición o por cualquier delito contra la seguridad del Estado en el ejercicio de sus funciones, sólo podrá ser planteada por iniciativa de la cuarta parte de los miembros del Congreso, y con la aprobación de la mayoría absoluta del mismo”.


“Resultan cansinas las patéticas invocaciones a que el Gobierno ‘sea valiente’, ‘no le tenga miedo a la derecha’ y se ‘atreva’ a reconocer el ‘derecho de autodeterminación’”


Para el ministro, “resultan cansinas las patéticas invocaciones a que el Gobierno ‘sea valiente’, ‘no le tenga miedo a la derecha’ y se ‘atreva’ a reconocer el ‘derecho de autodeterminación’”, porque “son cuestiones que no están amparadas por la Constitución ni por el derecho internacional” y Sánchez “lo ha vuelto recordar y a repetir”. Para Borrell, el Govern “no puede hablar en nombre del pueblo catalán, excluyendo de él a más de la mitad de los ciudadanos de Catalunya que no les votaron”.

La ministra de Sanidad y portavoz, Isabel Celáa, ha afirmado que el Gobierno trabaja para “unir y buscar un marco en el que Catalunya se pueda volver a acomodar dentro de España”, pero ha insistido en que nunca aceptará “el marco de la autodeterminación”. La dirigente ha impartido una conferencia en el Fórum Europa, donde ah confirmado que el Ejecutivo central ha “parado” los contactos con los independentistas catalanes porque estos han puesto su “programa máximo” como condición para la negociación. “La autodeterminación jamás ha sido aceptada, ni lo será, porque no cabe en la Constitución, ni en los tratados europeos, ni en el derecho internacional. Lo saben (los independentistas) desde el minuto uno”, ha asegurado.

Products You May Like

Articles You May Like

Un fan confunde a Amber Heard con Amaia Salamanca
Honda to close UK car plant with the loss of 3,500 jobs
Nvidia forecasts demand rebound, Wall Street not so sure
UK will leave EU next month with or without a deal – Brexit minister
May to hold Brexit talks with EU’s Juncker; urges party unity

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *