Más Madrid recurrirá el nombramiento de Carromero en el Ayuntamiento

Uno de los últimos nombramientos del PP en el Ayuntamiento de Madrid está, de momento, bloqueado. El grupo municipal de Más Madrid va a interponer un recurso de reposición ante la Junta de Gobierno de la ciudad contra el ascenso de Ángel Carromero a director general de Coordinación de Alcaldía al considerarlo “contrario a derecho y lesivo para los derechos e intereses de los ciudadanos” dado que no se ha motivado ni acreditado su competencia o experiencia en puestos de responsabilidad, ya sea en la gestión pública o en la privada.

El ex Secretario General de Nuevas Generaciones del Partido Popular de las Nuevas Generaciones del PP fue condenado a cuatro años de prisión por el accidente de tráfico en el que murieron los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero. Desde junio de 2009 trabaja de asesor en el Ayuntamiento de Madrid. Primero de ayudante de la concejal Begoña Larraínzar y posteriormente como asesor del grupo municipal del Partido Popular.









El recurso será presentado por la portavoz orgánica, Marta Higueras, con el fin de que se anule el acuerdo de Junta del pasado 26 de septiembre. Su base radica tanto en la excepción prevista en el acuerdo de organización y competencias de la Coordinación General de la Alcaldía a la regla general de que los titulares de las direcciones generales deban ser funcionarios, como en la falta de motivación del nombramiento.

En cuanto a la excepción del acuerdo de Junta de Gobierno del pasado 5 de septiembre por el que se aprobó que no era preciso que el director de Coordinación fuera funcionario, en Más Madrid argumentan que “se soslaya así la exigencia establecida en la Ley de Bases de Régimen Local de que el nombramiento de los coordinadores generales y de los directores generales, atendiendo a criterios de competencia profesional y experiencia, deba efectuarse entre funcionarios de carrera”. También la ley recoge una excepción, que el reglamento orgánico municipal permita que no se sea funcionario en atención a las características específicas de las funciones de estos órganos directivos, su titular.

Sin embargo, las competencias atribuidas al cargo de director general de Coordinación de Alcaldía tienen “un marcado perfil técnico”, apunta Más Madrid, ya que son “tareas jurídicas y administrativas, típica y claramente funcionariales, como preparar observaciones que formule el Ayuntamiento en los procedimientos de infracción del derecho comunitario tramitados por la Comisión Europea, tramitar los conflictos de jurisdicción que puedan plantearse con los juzgados y tribunales, tramitar los conflictos de atribuciones que deba resolver el Pleno o el alcalde, tramitar las solicitudes formuladas por los concejales en ejercicio de su derecho a la información administrativa, tramitar las solicitudes de dictámenes de la Comisión Jurídica Asesora de la Comunidad de Madrid, tramitar las solicitudes de información procedentes de la Oficina del Defensor del Pueblo*)”.









En el recurso destacarán además que la Administración está obligada a motivar sus actos, según el artículo 35 de la Ley del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPAC). Una vez decidida la Junta de Gobierno a utilizar la excepción de que este director general no sea funcionario público, el Reglamento Orgánico del Gobierno y de la Administración del Ayuntamiento de Madrid recalca y exige que los nombramientos deben efectuarse motivadamente y de acuerdo con criterios de competencia profesional y experiencia en el desempeño de puestos de responsabilidad en la gestión pública o privada. “Por contra, el acuerdo de la Junta de Gobierno que le nombró se limitó a hacerlo aludiendo a la excepción del puesto directivo pero sin relacionar en modo alguno, y ni siquiera mencionar, los supuestos criterios de competencia profesional y experiencia en puestos de responsabilidad en la gestión pública o privada que concurran en Ángel Carromero”, explican en Más Madrid.

“Pese a la más que discutible excepción a la natural provisión del puesto contenida en el Acuerdo de la Junta de Gobierno que regula la organización de la Coordinación de Alcaldía, la Junta de Gobierno no tiene una tabla rasa para nombrar titular de la Dirección General en cuestión a cualquier persona sin mayor ni menor acreditación de su perfil profesional”, argumentan en Más Madrid. Esto les lleva a pensar que el Gobierno municipal “ha primado, más que un criterio técnico, un baremo político o de recompensa solo sujeto por una breve referencia a las características del puesto, circunstancia que decae por sí misma al apreciar que la mayoría de las funciones de esta Dirección General son eminentemente técnicas”.”No hay motivación alguna, ni extensa y suficiente, ni siquiera mínima, en el nombramiento de Ángel Carromero para el desempeño de este puesto directivo”, reafirman.









Ahora el recurso de reposición se presenta a la Junta de Gobierno, el órgano que le nombró y el que tendría que anular su nombramiento. Se presenta ahora dado que existe un plazo de un mes para plantearlo desde la fecha de su nombramiento. La Junta de Gobierno puede contestar, en el plazo máximo de un mes, cesando a Ángel Carromero, presentando a posteriori una motivación que justifique su nombramiento o no motivando definitivamente su nombramiento. En función de su respuesta, Más Madrid estudiará acudir al Juzgado de lo Contencioso Administrativo.


Carromero fue condenado a cuatro años de prisión por el accidente de tráfico en el que murieron los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero










Products You May Like

Articles You May Like

Charles Schwab in talks to buy smaller rival TD Ameritrade: CNBC
Ahorras tú y ahorra el Estado: ventajas de la atención médica virtual
Braves re-sign RHP Martin to two-year deal
Democratic debate highlights: Freeloading billionaires and Clinton’s legacy
Palm oil producers to set up fund to fight critics

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *