El gobernador de Buenos Aires asegura que en Barcelona hay “cuarentena estricta”

Nueva metida de pata de las autoridades argentinas en su empeño por comparar la gestión de la pandemia con otros países. El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Áxel Kicillof, aseguró este viernes que en Barcelona hay “cuarentena estricta”. La desacertada declaración fue efectuada junto al presidente Alberto Fernández y al alcalde de la capital argentina, Horacio Rodríguez Larreta, durante la comparecencia televisada para anunciar una nueva prórroga de la cuarentena por quince días.

“Aquellos países que parecían tener controlados los contagios, hoy tienen o rebrotes o una mudanza del virus de algunas regiones a otras”, dijo Kicillof, que gobierna la provincia –equivalente a una comunidad autónoma- más poblada y grande de Argentina, cuya extensión equivale a más de la mitad de España. “España, nuevas regiones, particularmente País Vasco, Cataluña; en este momento con cuarentena estricta en Barcelona”, afirmó el gobernador peronista, citando también “zonas rojas” de EE.UU. o los casos de Israel, Australia, Alemania o China, como ejemplos de que muchos países están “volviendo para atrás”.





“Digo esto porque hay quienes venden que la pandemia ya pasó, que es un tema argentino”, añadió Kicillof, en su afán por justificar una nueva prórroga de la cuarentena argentina para el área metropolitana de Buenos Aires, donde se concentra el foco principal de contagios. El confinamiento se inició el 20 de marzo y se ha ido relajando legalmente y también en la práctica debido al cansancio de la población. Sin embargo, el gobierno peronista de Alberto Fernández sigue enfrentando duras críticas de parte de la ciudadanía, de la oposición centroderechista y de sectores empresariales, a pesar de que la única solución para evitar la propagación del virus es la cuarentena, que ha sido muy efectiva y ha salvado muchas vidas, si se compara con el desastre de otros países latinoamericanos, como Brasil, Chile, Perú o Ecuador.

El anuncio del viernes tuvo lugar una vez más en la residencia presidencial de Olivos. En casi todas las comparecencias anteriores para prorrogar el confinamiento, el presidente cometió errores e inexactitudes al comparar el caso argentino con otros países. Hce quince días, una referencia a Euskadi provocó la protesta del gobierno vasco cuando Fernández aseguró que en el País Vasco “se vio saturada la capacidad de atención en los sanatorios y lamentablemente hubo que elegir quién se salvaba y quién se moría”. El mandatario también generó incidentes diplomáticos similares con Suecia o Chile.





Products You May Like

Articles You May Like

Galaxy Note20: Samsung lanza su gama más potente y enfocada a la productividad
Tortosa quiere retirar la medalla de oro de la ciudad al Rey emérito Juan Carlos I
El Arsenal propone 55 despidos por la crisis del coronavirus
Torra reclama a Podemos que abandone el Gobierno por la salida del rey emérito
Cuando tienes tarde Beethoven

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *