Inversión de 50 millones para maridar el puerto con Barcelona

El puerto de Barcelona lleva muchos años dando pasos para convertirse en un espacio totalmente abierto a la ciudad, en parte de ella. Desde los años ochenta diversas iniciativas han remado en esa dirección y planes de futuro inmediato para conseguir el maridaje entre la capital catalana y una de sus principales infraestructuras no faltan. La institución que preside Mercè Conesa acaba de ordenarlas todas ellas, para darles una visión de conjunto, en el Plan Estratégico 2025 del Port Vell, que recoge las actuaciones previstas a corto y medio plazo para que Barcelona y su puerto latan al mismo ritmo. Los proyectos incluidos supondrán una inversión aproximada de 55 millones de euros, repartidos entre la aportación pública (37 millones de euros a cargo del propio puerto) y la de operadores privados (los 18 millones restantes).





Los proyectos enlazados en este plan estratégico, la mayoría de ellos ya conocidos, permitirán la conquista ciudadana de 16 nuevas hectáreas de espacios públicos, que se sumarán a las 60 hectáreas que actualmente ya forman parte del ámbito puerto-ciudad. En esa inversión estimada de 55 millones no se incluyen las dos operaciones urbanísticas más costosas –en términos económicos y de tiempo– y de mayor envergadura: la reforma urbanística de los muelles de Barcelona y Drassanes y el traslado de la estación ferroviaria de mercancías del Morrot. La primera supondrá el traslado al muelle Adossat de la actividad de cruceros (hoy paralizada por la Covid-19) y de ferrys que se desarrolla en la zona del World Trade Center, lo que supondrá poder disfrutar de 1,5 hectáreas más de espacios públicos en primera línea de mar. Por su parte, el traslado de la estación del Morrot al antiguo cauce del Llobregat y la reubicación de la ronda Litoral liberarían 11,5 hectáreas de superficie que se dedicarían a usos logísticos, de oficinas y educativos vinculados con el sector náutico.


No se incluyen los 50 millones de euros de inversión privada en el Hermitage, una apuesta que Conesa mantiene

El plan estratégico aprobado por el consejo de administración del Port Vell apuesta por la sostenibilidad social, medioambiental y económica. Es el producto de una larga reflexión en la que han participado instituciones públicas y privadas, asociaciones, centros educativos y culturales. Incorpora una lista de 35 proyectos con la planificación del tiempo que requerirá cada uno de ellos para ser una realidad.

“Con este plan ponemos las bases que permitan seguir aproximando el puerto a la ciudad”, asegura Joan Colldecarrera, director del Port Vell. “El plan quiere crear un marco sólido y útil para construir el futuro de éxito que todos deseamos para Barcelona. Trasladamos el New Green Deal europeo al Port Vell”, añade la presidenta del puerto, Mercè Conesa.





Entre los 35 proyectos documentados figuran desde la ejecución de la reforma del muelle de Pescadors a la creación de refugios climáticos para las personas que visiten el puerto habilitando espacios verdes de descanso y confort térmico que mitigarán los efectos de las olas de calor. También se incluye la puesta en marcha del centro de divulgación del puerto de Barcelona –en la sede histórica de la institución situada en el Portal de la Pau, objeto de un costosa rehabilitación integral– y la creación de rutas culturales. O la finalización de la reforma urbanística y la ordenación de los espacios de la Nova Bocana.

¿Y el Hermitage? A pesar de la negativa del gobierno municipal a que la sucursal de museo de San Petersburgo se instale en el puerto barcelonés y la negativa de sus promotores a buscar otra ubicación para el equipamiento cultural en la ciudad, algunas fuentes señalan que algo podría haber empezado a moverse en las últimas semanas, sobre todo después de que se dieran a conocer las características del edifico diseñado por el arquitecto japonés Toyo Ito, adelantadas en la amplia información de Silvia Angulo publicada en las páginas de La Vanguardia el pasado 20 de julio. El puerto, de momento, ha precisado que en esos 55 millones de inversión previstos no se contemplan los 50 millones de inversión privada asociados a este proyecto que, como recuerda el propio puerto, según un estudio del Institut Municipal de Cultura, generaría, entre otros beneficios para la ciudad,377 nuevos puestos de trabajo.





Products You May Like

Articles You May Like

Directo | Deportivo-Fuenlabrada, el partido aplazado por un brote de coronavirus
El Supremo colombiano ordena el arresto domiciliario del expresidente Uribe
La histórica misión de la NASA y SpaceX acaba con éxito
Alarma por los contactos de infectados que no se aíslan por ser asintomáticos
Se vende la casa de Eduardo Manostijeras

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *