Trincão y Pedri, desequilibrio en camino para el Barça

Los regates son para el verano. Como las bicicletas. Pero también para el invierno. Y para el otoño. No se pueden poner peros a un futbolista con capacidad de desequilibrio en ninguna estación del año. El fútbol moderno, cada vez más físico y menos talentoso, no se puede permitir ese lujo. El regate es al fútbol lo que el aire es para el pulmón, la vida. Messi aparte, en Barcelona en las últimas temporadas el arte del desequilibrio ha ido desapareciendo como las plazas de parking para coches. Las cabalgadas de Dembélé han sido efímeros oasis para el Camp Nou, que no ha encontrado en Griezmann precisamente a un artista de la filigrana. Por todo eso, las llegadas de Francisco Trincão y de Pedro González ‘Pedri’ este verano suponen todo un soplo de aire fresco para el vestuario azulgrana.





El fichaje del portugués, de 20 años, se acogió con cierto recelo en un inicio. Desconocido para el gran público, su calidad no pasaba desapercibida para los expertos y el Barça tuvo que desembolsar 31 millones de euros. Pero desde que se anunció su llegada, Trincão dio un paso al frente en el Sporting de Braga, con el que ha anotado nueve goles y ha repartido 14 asistencias este curso, e incluso levantó el interés de clubs europeos que se toparon con la negativa del Barça a renegociar. “La gente ahora mira un poco más lo que hago tanto dentro como fuera de la cancha pero a mí me da igual, sigo trabajando igual, para intentar mejorar todos los días”, confesaba este viernes a los medios oficiales de su nuevo club. “Siempre supe que tenía calidad pero no esperaba fichar tan joven por un equipo como este”, añadía con cierto orgullo.


Siempre supe que tenía calidad pero no esperaba fichar tan joven por un club como este”



Trincão aterriza en Barcelona para darle una vuelta de tuerca a la competencia en la por momentos inamovible delantera azulgrana. Dinamismo y desequilibrio que apenas Messi, Ansu Fati o Dembélé, cuando está sano, aportan. “A mí me gusta jugar más por banda derecha pero jugaré donde el entrenador me diga, ya sea como delantero o también por la izquierda”, acordaba sonriente el nuevo fichaje azulgrana.

Con el delantero luso, la integración no apunta a ser ningún problema. Desde enero está estudiando catalán y, además, cuenta con buenos informes sobre el club. No sólo habla a menudo con Nelson Semedo, que si finalmente continúa en la plantilla será su cicerone, sino que en Braga ha compartido vestuario con Abel Ruiz, pura Masia. “Nos llevamos muy bien y hablamos de todo, de la ciudad, del club… Ya he visitado dos veces Barcelona y me encanta y Abel siempre me dice que es el mejor club del mundo”, se congratula.





Pedri, en un partido con Las Palmas.
Pedri, en un partido con Las Palmas.
(LaLiga)



El caso de Pedri tiene más matices que el de Trincão, aunque la capacidad para el desequilibrio en el centro del campo que ha demostrado esta temporada con el Las Palmas ha sido más que llamativa, confirmando las enormes expectativas que le rodean. Su juventud (aún no es mayor de edad) invita a ir con el paso tranquilo. Todo apunta a que realizará la pretemporada con el primer equipo pero en su caso no se puede descartar una cesión para que siga creciendo. El entrenador, sea el que sea, decidirá si apostar por su juventud y calidad o tener paciencia.






Products You May Like

Articles You May Like

Arranca la legislatura vasca de la tranquilidad, con la primera mayoría en 22 años
Dos heridos graves al estrellarse un hidroavión que participaba en la extinción de un incendio en Ourense
Facebook censura a Trump por la falsedad de que los niños son inmunes a la covid-19
La música callejera vuelve, pero sin poder pasar la gorra
La vacuna de la india Zydus Cadila para la Covid-19 prueba ser segura en humanos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *