Los fondos europeos para la reactivación económica llegarán en el 2021

Si hay un país que necesita desesperadamente los fondos europeos para salir de la crisis económica causada por la pandemia, este es España. Si cabía alguna duda, solo hay que repasar los datos publicados esta semana por Eurostat, que colocan a la economía española como la que más cayó en el segundo trimestre del año, nada menos que un 18,5%, muy por encima del 11,4% de caída media de la zona euro. La agencia estadística europea también señala a España como la economía en que más se redujo el empleo, un 7,5%, más del doble que la media de la eurozona.





Certificada la necesidad, consensuado a 27 el instrumento a utilizar, aunque solo después de una correosa e interminable cumbre europea en julio, ahora toca la parte más crítica: cómo sacar el máximo partido a los 140.000 millones de euros que le corresponderán a España, de los cuales 72.700 en forma de transferencias, según los cálculos efectuados por Moncloa.

Es una inyección enorme, equivalente al 11% del PIB español, que se concentrará en tres años, 2021-23, para reactivar una economía que por sus propios medios no lo conseguiría. Una deuda que se disparará este año hasta el 115% limita enormemente el margen de actuación. Sin embargo, este maná de Bruselas, que no cae del cielo sino de una operación inédita con la Comisión Europea yendo a buscar 750.000 millones a los mercados, aún tardará en llegar. Hasta mediados del próximo año no empezará a repartirse.

El calendario es el siguiente: a partir del 15 de octubre, España podrá presentar un borrador de su plan de recuperación y resiliencia; pero será solo entre enero y abril cuando podrá presentar oficialmente el plan. En este documento se deben incluir los proyectos a financiar y los argumentos para acreditar su impacto en la reactivación de la economía. A partir de ese momento, la Comisión
Europea tiene dos meses de tiempo para evaluarlo y proponer su aprobación; y después, el Consejo de Ministros, la representación de los 27 países, dispone de un mes para adoptar la decisión por mayoría cualificada. El proceso podría alargarse algo más si un país activa el mecanismo de salvaguarda que se incluyó para contentar a la desconfiada Holanda. Es la posibilidad de que, si un país considera que se está incumpliendo de forma grave la aplicación del plan de recuperación, puede elevar el tema al máximo nivel político, a los jefes de gobierno.






La joya de la corona Las transferencias, fondos que no hay que devolver a los que puede optar España para poner en marcha reformas y reactivar su economía

¿Cuándo llegará el dinero? Pues un anticipo del 10% se pagará cuando se produzca la aprobación del Consejo de Ministros; el resto tardará más. En definitiva, si todo va bien, será a partir de mediados de 2021 cuando los fondos empiecen a distribuirse. Durante el 2021 y el 2022 se pagará el 70% del total. El reparto de las cantidades que le corresponden a cada país se basa en tres criterios: la población, el PIB per cápita, y el desempleo. El 30% restante se distribuirá en el 2023 y, en este caso, se modifica uno de los criterios de reparto. Se sustituye el desempleo por la caída del PIB. En el caso español, este cambio de criterio, que se realiza para actuar en base a datos reales postpandemia y no solo previsiones, puede tener impacto escaso dadas sus malas cifras tanto en empleo como en previsión de caída del PIB.

En realidad, como ha indicado el Tribunal de Cuentas Europeo, es un reparto que en gran medida está determinado por la situación anterior a la pandemia. “Como resultado, se prevé que 4 de los 10 estados miembros beneficiarios de la mayor asignación de subvenciones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia sufran una reducción menos importante del PIB en el 2020 que la media de la UE de alrededor del 7%”, señaló en un dictamen emitido esta semana. También se indica que el mecanismo no cumple a fondo el objetivo de fomentar la cohesión social y económica, dado que dos tercios de las ayudas se destinan a los 14 países con un PIB de al menos el 90% de la media de la UE.





Son fondos condicionados, pero una condicionalidad light . Básicamente, seguir los criterios marcados por el Semestre Europeo y las recomendaciones específicas por país que realiza anualmente la Comisión Europea; y también que supongan “una contribución efectiva a la transición verde y digital”, que son los objetivos prioritarios fijados por la Unión Europea.

La presentación del plan español de recuperación no tiene relación formal con los presupuestos para el próximo año, aunque en la práctica están muy ligados. “Si no podemos presentar los presupuestos, tendremos gran dificultad para presentar una propuesta coherente del plan de recuperación”, indican fuentes españolas. Son procedimientos distintos, pero con estrechos vasos comunicantes. En definitiva, los presupuestos se elaborarán incluyendo ya parte de estos fondos.

Todo este Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y todo el plan europeo queda sin embargo condicionado a la ratificación por los 27 parlamentos nacionales del aumento del techo de gasto de la UE, un proceso que tendría que concluirse antes de final de año. Es el paso indispensable para que la Comisión Europea pueda ir a los mercados a obtener los 750.000 millones de euros que alimentarán este plan de reactivación de la economía europea en general y de la española en particular. “Siempre pueden ocurrir accidentes, como que haya algún parlamento disuelto. Esperemos que no ocurran”, indican fuentes europeas.





La ministra de Economía, Nadia Calviño, esta semana pasó por Bruselas para entrevistarse con los comisarios del área económica y preparar la elaboración del plan de recuperación. Calviño declaró que el calendario depende de la ratificación por los países, pero que “lo que queremos es que en la fecha en que empiece el proceso, estemos listos para acelerar al máximo la ejecución”.


La caída del PIB En el segundo trimestre, España fue el país con una caída más pronunciada de la zona euro

De toda la panoplia de medidas que la Unión Europea está desplegando para salir de la crisis de la Covid-19, el programa de Next Generation EU y en concreto su Mecanismo de Recuperación y Resiliencia son la joya de la corona. Lo son porque incluyen transferencias por valor de 390.000 millones, de los cuales a España le corresponden 72.700. Es lo que marca la diferencia para países con capacidad limitada de endeudamiento. Los créditos que también prevé el programa serán muy útiles, como lo está ya siendo el programa de financiación de los ERTE, del que España recibirá 21.000 millones de euros, o los créditos del BEI. También lo es la primera medida que la UE tomó al darse cuenta del impacto de la crisis, activar la cláusula de escape general, que da carta blanca al gasto, encerrando en un cajón los objetivos de déficit y deuda y primando los estímulos, aunque sea a coste de endeudarse.





El problema es que la capacidad fiscal de los países es muy distinta. Nada que ver Alemania con España, por citar dos extremos. Un dato lo ilustra. En mayo, la mitad de las ayudas de Estado autorizadas por la CE, en aquel momento 1,93 billones de euros, eran alemanas y España se quedaba en menos de un 2%.

Lo que está claro es que la barra libre en el gasto se mantendrá durante largo tiempo. En Bruselas consideran que la recuperación está a la vista, pero lo cierto es que llevará hasta principios del 2022, y para algunos países, más tiempo incluso, volver a la situación económica anterior a la pandemia. Esta es la predicción del ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz.

Nadie piensa por el momento en recuperar los límites de gasto. Fuentes del Eurogrupo relacionan la vacuna contra la Covid-19 con la vuelta a la disciplina fiscal. “Un prerrequisito para la normalidad es tener
la situación epidemiológica bajo control, de forma que la gente pue-da regresar a la vida económica
normal. Una etapa importante es el retorno a la normalidad, es la capacidad general de una vacuna efectiva. Si esta es la única precondición,
es pronto para decirlo”, indicaron estas fuentes.





Products You May Like

Articles You May Like

Una mujer denuncia a su amante desde el 2010 por robarle 50.000 euros simulando penurias económicas
Iceta sugiere pactar un sustituto de Torra que convoque elecciones inmediatas si es elegido
Así es el todoterreno de hidrógeno nacido para reconquistar la Luna
Un joven Sorolla inédito pintado tras su etapa de aprendizaje en Roma
Los Mossos buscan al presunto autor de un asesinato en Lleida

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *