Teletrabajo: estas son las claves de la nueva regulación

El Gobierno saca adelante este martes la ley para la regulación del teletrabajo. Tras semanas de negociaciones entre el Ejecutivo, sindicatos y patronal, finalmente este lunes se llegó a un preacuerdo para el sector privado. Aunque se trabaje a distancia se garantizarán los mismos derechos y deberes que el resto de los trabajadores, como en la retribución, estabilidad en el empleo, tiempo de trabajo, formación y promoción profesional.

El texto recoge la voluntariedad del teletrabajo, tanto para la empresa como los trabajadores. No se puede imponer. Requerirá la firma de un acuerdo por escrito, que podrá formar parte del contrato inicial o realizarse en un momento posterior, sin que esta modalidad pueda ser impuesta.






Condiciones

Será voluntario y reversible

El teletrabajo será reversible –se puede volver a la oficina– y la regulación se aplicará cuando el 30% de la jornada –dos días a la semana o el porcentaje proporcional equivalente en función de la duración del contrato– se trabaje en remoto en un periodo de referencia de tres meses.

El gran obstáculo que ha generado más tensión ha sido si se debe aplicar la regulación durante la pandemia, ya que se ha extendido el teletrabajo durante la crisis sanitaria. La patronal entendía que es derivado de una situación extraordinaria, que no será definitivo y que no será permanente en muchas empresas. Finalmente, se les aplicará la normativa laboral ordinaria.

Una persona trabaja desde su vivienda
Una persona trabaja desde su vivienda
(Eduardo Parra / EP)




Teletrabajo

Pago de los gastos del trabajador

Se ha acordado que las empresas deberán “dotar de las herramientas, medios, equipo y materiales fungibles” necesarios para desarrollar el trabajo a distancia, como los ordenadores. Sobre el resto de gastos, se tratarán a través de la negociación colectiva, se apunta en una disposición transitoria.





En definitiva, el empleado tiene derecho a que se le abonen los gastos por los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo del trabajo. En todo caso, en los próximos tres meses se deberán concretar por escrito las condiciones individuales entre los asalariados que están trabajando a distancia y la empresa.


Camino legal

Adaptación de acuerdo en empresas

La norma entrará en vigor en unos 20 días, tramitándose como proyecto de ley una vez se convalide. Sobre aquellas empresas que ya tenían acuerdos colectivos sobre teletrabajo, sin limitación en la vigencia, tendrán un año para adaptarse a la nueva normativa. Para el resto el plazo es de hasta tres años.

Una mujer teletrabajando durante la crisis sanitaria
Una mujer teletrabajando durante la crisis sanitaria
(Llibert Teixidó)



La regulación distingue entre trabajo a distancia (actividad laboral desde el domicilio o el lugar elegido por el trabajador, con carácter regular); teletrabajo (trabajo a distancia realizado exclusivamente o de manera prevalente por medios y sistemas informáticos o telemáticos), y trabajo presencial (el que se presta en el centro de trabajo o en el lugar que elija la empresa).





Products You May Like

Articles You May Like

En busca del legado perdido de CiU
El Almodóvar mexicano retrata la España franquista en ‘Alguien tiene que morir’
Muere el luchador mexicano Príncipe Aéreo en plena pelea
Así serán la Navidades de la pandemia de RTVE
La Fiscalía recurre la absolución de Tamara Carrasco ante la Audiencia de Barcelona

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *