Banc Sabadell se recupera en bolsa ante su nuevo plan

Pocas cosas gustan más a los mercados que las mejoras en la eficiencia y la venta de los activos no estratégicos y de dudosa aportación de valor. Eso ha sido lo que ha ofrecido Banc Sabadell a los inversores una vez confirmada la ruptura de las negociaciones para llevar a cabo al fusión con BBVA, anunciada el 27 de noviembre por ambas entidades. Y le ha funcionado. En cuatro días, el banco ha recuperado en bolsa buena parte de todo perdido tras el pasado 27 de noviembre.

El pasado viernes, las acciones del Sabadell cerraron en 0,36 euros, lo que supone una revalorización del 12% en cuatro días, aunque todavía están lejos de los 0,45 euros a los que llegó a cotizar cuando se iniciaron las negociaciones o los 1,05 euros con los que arrancó el año.





En bolsa, el Sabadell ha cargado con toda la decepción de la falta de acuerdo. Los mercados interpretaron que el BBVA, con 9.700 millones de euros en el bolsillo tras vender su filial estadounidense, pronto abordará otra operación y querían seguir en el valor. El futuro de Sabadell recogió inicialmente la decepción por la ruptura con una caída del 13,25% solo en el día en el que se conoció la noticia.

Pero el equipo capitaneado por el presidente Josep Oliu y el consejero delegado Jaume Guardiola no se demoró en disparar la munición adecuada para tranquilizar a los mercados. Horas después de dar por terminadas las negociaciones con el BBVA, Banc Sabadell anunciaba la presentación de un plan de estratégico que, en teoría, busca reforzar al banco para seguir en solitario.

Los analistascelebran los ajustes de costes y la venta de activos ineficientes

Entre los proyectos clave está la venta de TSB. El banco británico que compró en el 2015 ha sido un foco de complicaciones y pérdidas y es en buena parte responsable de parte del castigo bursátil que el banco catalán acumula en bolsa. “La venta de TSB sería una muy buena noticia para la entidad, ya que ha sido unos de sus principales lastres”, explicaba el analista de IG Markets Sergio Ávila, en su habitual comentario diario.



Otro guiño a los mercados fue deslizar su intención de nuevas mejoras en la eficiencia. La agencia Reuters hablaba de un recorte de 2.000 empleos adicionales a los 1.800 que ya ha firmado esta semana con los sindicatos. Reuters también aseguraba que el banco catalán está explorando alianzas internacionales para gestionar negocios como los seguros o la financiación al consumo. “Pensamos que estos factores deberían poner freno a la caída de la cotización”, aseguraban desde el departamento de análisis de Bankinter.

Los inversores han hecho una doble lectura de estos anuncios. Por un lado, Sabadell se prepara para incrementar su eficiencia y seguir en solitario. Otra lectura, mucho más generalizada, es que Sabadell se quita los lastres que más le han perjudicado en su negociación con el BBVA y los que han impedido fijar un precio convicente para la fusión.

Así, casas de análisis como Alantra, por ejemplo, se suman a la tesis apuntada por el presidente de los empresarios, Antonio Garamendi, cuando preguntado por la ruptura de negociaciones con el BBVA afirmó: “Hay noviazgos que luego se retoman”.

Pero, sea con el BBVA o con cualquier otro pretendiente, los mercados ya están descontando que antes o después el Sabadell acabará vestido de blanco en alguna otra fusión ya que su capitalización de mercado apenas supera los 2.059 millones de euros. Por eso, una inmensa mayoría de las firmas de análisis que siguen el valor recomiendan mantener las acciones a quienes están ya en el capital. En el banco confían en que el nuevo plan estratégico convenza al mercado e impulse el valor en bolsa.



Products You May Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *